Psicodrama

Psicodrama

Almudena Lebrero No Comments

¿Qué es el Psicodrama?

El Psicodrama parte de la idea de que los conflictos y problemas mentales que las personas desarrollamos a lo largo de nuestra vida tienen un origen relacional.

Es decir, puesto que enfermamos en relación con los otros, (familiares, amigos, profesores, jefes, etc.) también podemos recuperarnos en una nueva relación, más sana.

Esa relación reparadora es aquella que establece el terapeuta y el paciente y que se cultiva y abona desde la primera sesión. El foco primordial, desde el psicodrama siempre se va a poner en lo relacional ya que la persona se concibe como un ser grupal y social que vive y se relaciona con distintos grupos y no como un individuo aislado.

¿Qué es lo novedoso e interesante del Psicodrama?

El psicodrama es una técnica muy completa que integra cuerpo, emoción y pensamiento. Se nutre de técnicas activas que nos hacen pasar de lo puramente narrativo a la acción.

Gracias a la acción se puede representar en escena tanto el pasado como el presente o el futuro. También se puede plasmar lo que se ha vivido de forma real como lo imaginado o fantaseado. Todas estas opciones de escenificación permiten la posibilidad de vivir las emociones y sentimientos de esas situaciones conflictivas de forma activa en el momento presente.

El aquí y ahora es el único momento en el que podemos cambiar, por tanto, la construcción de estas escenas en el momento presente permite a la persona conocerse mejor y relacionarse con aquello que teme, bloquea o traumatiza de una forma más sana que le ayudará a reparar no solo para parte cognitiva, sino sobretodo la parte emocional.

El terapeuta, llegado el momento, solicita al paciente: “no me lo cuentes, hazlo”.

Objetivos del Psicodrama

A través del Psicodrama, la persona logra comprender sus emociones y las consecuencias de éstas de una manera más profunda. Poco a poco y de manera espontánea logrará generar durante la dramatización una respuesta distinta al problema que originariamente le había llevado a consulta.

A partir de aquí, poco a poco logrará llevar esta respuesta menos rígida y más adaptativa a su vida real cristalizándose el aprendizaje de un nuevo rol.

De manera resumida, los objetivos del Psicodrama se pueden concretar en los siguientes:

  • Ser más consciente del mundo interior propio: sentimientos, pensamientos, motivaciones, comportamientos y relaciones.
  • Comprender las situaciones de una manera más profunda, desde el punto de vista de otras personas como desde el nuestro propio.
  • Recuperar y potenciar la creatividad y la espontaneidad que puedan estar bloqueadas.
  • Aprender que podemos dar otras respuestas más funcionales y adecuadas desde un punto de vista adaptativo. Es posible vivenciar alternativas a la propia realidad conocida.
  • Una vez encontradas estas respuestas alternativas más adaptativas, se aprenderán y ensayarán para que sean interiorizadas y puedan surgir de manera natural durante la vida real.

“No me toques los cojines»

En consulta nos valemos de cojines. Éstos nos sirven para colocar en escena un sin fin de cosas: personas, síntomas, actitudes, etc.

Gracias a esta metáfora se produce una especie de teatro terapéutico donde el paciente tiene la oportunidad de generar nuevas habilidades que le saquen del rol de sufrimiento que le trae a consulta.

Si somos capaces de hacer en la sesión cosas diferentes que nos hagan sentir mejor con nosotros mismos, el mundo que nos rodea y las personas que lo habitan, entonces, también somos capaces de poder hacer estas cosas fuera de ella.

Roles, el papel vital que desempeñamos

Dentro del Psicodrama, los Roles tienen un gran potencial terapéutico ya que nos permiten analizar la realidad desde puntos de vista diferentes además de aumentar la empatía y la capacidad de entendimiento.

Los Roles, también llamados papeles, tienen que ver con el modo de estar con los otros. Nuestros Roles se han ido cocinando a fuego lento en la matriz de relaciones evolutivas que nos han sido impuestas. Estaréis de acuerdo conmigo en que no hay bebé que elija a dedo y deseo a sus padres.

Cuanto más rígidos sean estos papeles más dañados estaremos. La capacidad de vivir en paz con nosotros mismos viene de la mano de poder elegir distintos registros de actitud que se adecúen a diferentes situaciones.

Un rol siempre conlleva un contrarol:

  • Madres sobreprotectora – hijos incapaces de enfrentarse a la vida
  • Hombre maltratador – mujer sumisa maltratada
  • Padres hiperexigentes – hijos obsesivos

El rol y el contrarol son como fichas de un puzzle que encajan a la perfección.

En Psicodrama se pone la lupa para comprender la ficha que trae el paciente, dónde y cuando se estableció su forma, se estudia con qué fichas se produce el bloqueo y por supuesto se van puliendo, poco a poco los contornos de sus límites, según el paciente va pudiendo ELEGIR una nueva forma de encajar, ya no solo con un tipo de ficha, sino con la vida, en todo su maravilloso conjunto.

¿Y tú, qué clase de ficha crees ser?.

    Contacta con nosotros

    91 041 74 03

    Si lo prefieres, déjanos tu teléfono y te llamaremos lo antes posible.

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Teléfono de contacto

    Asunto

    Mensaje

    Acepto la Política de Privacidad

    No Acepto facilitar mis datos con la finalidad de recibir el envío de información comercial. (Talleres y cursos)

     

    Nuestro gabinete se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de registro sanitario CS13494.

    saludmadrid

    Psicólogos en Alcorcon en Madrid | Psicólogos en Madrid Sur

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies