¿En qué consiste la Psicología Humanista?

Desde sus inicios, la psicología humanista pretendió convertirse en una filosofía de vida más que en una escuela de psicología. En ocasiones se la ha denominado “tercera fuerza” o “tercera psicología” frente a las corrientes tradicionales del conductismo y el psicoanálisis.

El enfoque de la psicología humanista considera a la persona como un todo global en el que convergen sentimientos, pensamientos, conductas y acciones. Además, pone el acento en sus aspectos y valores existenciales (libertad, conocimiento, responsabilidad).

El ser humano es más que un cuerpo que reacciona ante determinados estímulos y es mucho más que la suma de sus partes. La naturaleza del ser humano se expresa y se realiza a través de las relaciones con otras personas.

Desde la psicología humanista se presente dar respuesta a los interrogantes relativos al significado de la vida. Por esa razón se pone el foco en la autorrealización de la persona y su experiencia, al mismo tiempo que se desarrollan métodos para ampliar al máximo la experiencia humana y promover la integración de las emociones y cogniciones de las personas.

Características de la Psicología Humanista

El ser humano es único e irrepetible. Todos tenemos la misión de descubrir y desarrollar eso que llevamos en nuestro interior y que nos hace únicos.

Es necesario confiar más en la naturaleza del ser humano ya que es intrínsecamente buena y con tendencia a la autorrealización. Gracias a esta confianza soltamos la necesidad de controlarnos a nosotros mismos o a nuestro entorno.

Se debe reconocer a la otra persona en su totalidad, con independencia del valor de utilidad que tenga para nosotros. Las personas no son instrumentos u objetos que nos pueden servir para alcanzar nuestros objetivos. Esta forma de pensar actúa como una barrera que impide la comunicación plena con las personas que nos rodean.

Los aspectos emocionales del ser humano tienen el mismo peso que los aspectos racionales. Es necesario cultivar las emociones, la intuición y la contemplación con el objetivo de volver a encontrar el equilibrio en nuestro organismo.

La psicología humanista trata de romper la escisión entre mente y cuerpo a favor de un organismo unificado en el que no hay separación y se reconoce el cuerpo como una fuente válida de mensajes acerca de lo que somos, hacemos y sentimos.

La tendencia de la autorrealización es ir alcanzando niveles de conciencia cada vez más evolucionados que nos permiten integrar distintas partes de nosotros mismos.

Las conductas del ser humano tienen un carácter intencional y es posible encontrarles sentido no solo desde la perspectiva material sino también desde la perspectiva personal de dignidad y libertad.

¿Cómo te puede ayudar la psicología humanista?

La psicología humanista aporta las técnicas necesarias para que la relación terapéutica se convierta en un contexto de crecimiento en el que el paciente puede adquirir un nivel profundo de autoconocimiento, integración y consciencia de uno mismo.

La actitud de aceptación frente a los actos de cada paciente es una de las principales características de la psicología humanista. Por tanto en terapia no se te juzgará ni se te criticará. Juntos trabajaremos para reconocer los logros que has conseguido y encontraremos formas de mejorar en otras áreas que tengas menos desarrolladas.

En consulta te apoyaremos y acompañaremos para que puedas transitar de forma segura por ciertos “lugares” y emociones dejando de lado los miedos y bloqueos.

Es necesario que comprendas que en tu interior ya posees los recursos necesarios para resolver tus conflictos y tu malestar. A través del proceso terapéutico de la psicología humanista te ayudaremos a allanar el camino para que puedas descubrirlos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies